Tras la eliminación de River por Copa Libertadores ante un equipo argentino, la efectividad de Marcelo Gallardo se vio cuestionada, dando paso a la duda de si la magia del Muñeco había llegado a su fin. No obstante, luego de la victoria 3-0 frente a Barracas Central, el Millonario se recuperó tras un momento complicado y la estadística del Muñeco se incrementó. De hecho, llegando a la imponente cifra de 80 ‘mata-mata’ en la era Gallardo, los números del técnico son descomunales.

Sin importar cuantos jugadores pasen por River, la estadística demuestra que el sistema de Marcelo Gallardo es infalible. El estratega demuestra ser una garantía en choques directos y los números lo respaldan a pesar de que en las últimas dos ediciones de Copa Libertadores se terminó yendo eliminado en cuartos y octavos de final, respectivamente.

De ochenta cruces sumando nacionales y copas internacionales a uno o dos partidos, ganó 62, cinco de ellos frente a Boca. Dándole una efectividad del 77.5%. En lo que refiere exclusivamente a llaves por competencias internacionales, los números del entrenador son bárbaros: de los 38 mano a mano que completó, superó 29, para un 78,38% de efectividad. Sólo quedó eliminado en nueve oportunidades.

Por otro lado, en lo que respecta a torneos y copas nacionales de eliminación directa, Gallardo dirigió 42 series, de las que ganó 33 (30 en los 90 minutos y tres por penales) y solamente perdió cinco veces en tiempo reglamentario y cuatro por penales. En total, en las 80 series el Muñeco dirigió 113 partidos en los que consiguió 68 victorias, 25 empates y 20 derrotas.

La estadística de Gallardo en River no impiden malos momentos

River en la era Gallardo, sus números son descomunales
River en la era Gallardo, sus números son descomunales

Luego la eliminación por Copa Libertadores ante Vélez, tres derrotas en la Liga Profesional, sumando su expulsión por insultar al árbitro Lamolina y dos conferencias suspendidas post derrotas, Gallardo no vivía su mejor momento. Por ese motivo, la noche de Copa Argentina resultaba vital.

El estratega del Millonario se sinceró y comentó: «Los momentos duros son difíciles, pero no importa lo que se tarde, lo importante es salir. A veces cuesta más, hay que tener paciencia, pero cuando cuesta encontrar el rumbo, ahí es donde hay que estar convencidos de lo que uno siente, piensa y ser consistente en el mensaje».  Además mencionó que el respaldo de la dirigencia, los jugadores y la hinchada lo ayudó a poner en alto su objetivo y volver a exigirse.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *