Rossi fue héroe y un monstruo en los penales, pero Boca quedó eliminado

0
Rossi seguirá en el arco Xeneize.

Boca le ofreció una nueva propuesta a Rossi para que renueve con el Xeneize

Fue un partido parejísimo el de Boca – Corinthians en la Copa Libertadores, muy similar al que jugaron en la ida en Brasil. El Xeneize fue levemente superior al Timao pero le costó muchísimo poder vulnerar el arco de Cassio. De hecho, durante toda la serie no se sacaron diferencias en el marcador y todo llevó la dramática definición a la definición mediante los penales entre Boca y Corinthians donde Rossi una vez más demostró que es casi indestructible. Pero ni así Boca pudo pasar de fase.

 

Agustín adivinó el primero de Fabio Santos pero fue imposible porque el futbolista del Timao la clavó en el ángulo. Luego llegó el tiro de Cantillo, quien engañó al guardameta y la tocó a su izquierda, el arquero se tiró a la derecha. El tercero fue el vencido: justo después de que falle Villa, Rossi se tiró hacia su derecha y ahogó el disparo de Raúl Gustavo. Un penal que pudo ser fundamental en la serie. Hubo más. Atajadón grande como la mítica Bombonera a Bruno Melo lanzándose a su izquierda y deteniendo un tremendo remate de zurda cruzado. Luego, Pipa en su noche fatal, no lo pudo liquidar en lo inmediato y Boca instantes después se hundió en una nueva frustración. Pese a tener el plus gigante de Rossi, Boca desperdició la enorme chance de meterse en cuartos.

 

Antes de los penales con Rossi en Boca – Corinthians, el VAR le dio un penal al Xeneize que falló Benedetto

Boca - Corinthians: Benedetto falló un penal
Boca – Corinthians: Benedetto falló un penal

La primera etapa del partido prestó para emular la guerra de Troya que, si bien no se demostró con fútbol, sobró pierna dura por parte de ambos equipos. La autoridad principal del partido, Andrés Matonte, y su compañero en el Video Assistant Referee (VAR), Leodan González, le devolvieron al elenco azul y oro las injusticias que escasearon en el juego de ida de los octavos de final.

En el minuto 28, el corner efectuado por Sebastián Villa en busca de Darío Benedetto derivó en una serie de rebotes y el defensor del Corinthians Raúl Gustavo impactó con el codo sobre el mentón de Pol Fernández. En primera instancia, desde la cabida de video asistencia pasaron por alto la falta, pero dos minutos después llamaron al juez central uruguayo, quien cobró penal para Boca.

Las incomodidades e interrupciones por parte de los futbolistas del Timao retrasaron el duelo y el disparo de Benedetto se realizó a los 31 minutos. Las molestias de los jugadores brasileños surtieron efecto, dado que, el número 9 del equipo de la rivera reventó el palo izquierdo del arquero Cássio. Antes había errado un gol hecho con el guardameta fuera de escena tras el centro de Zeballos.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *