A sus 33 años, Robert Lewandowski recibió una oportunidad de oro para defender la camiseta del Barcelona. El polaco tuvo la chance en una edad muy madura para convertirse en refuerzo del Blaugrana, por lo cual la apuesta de tenerlo en el plantel es enorme. Consagrado con creces en el Bayern Múnich, intentará revalidar su clase y categoría en cada definición frente al arco.

En el cierre de la gira, el equipo de Xavi Hernández venció a New York Red Bull por 2-0 gracias a las conquistas de Ousmane Dembélé y Memphis Depay. El francés, de gran producción en la pretemporada, fue de lo más destacado en cuanto a rendimientos individuales y es una gran noticia. Dicho sea de paso, la obligación de Lewy será estar a la altura pero un curioso karma lo persigue aún sin haber tenido su debut oficial.

De la mano de un nuevo triunfo, el conjunto culé se fue del territorio estadounidense con un saldo más que positivo: tres victorias y un empate. Su próximo partido será el Trofeo Joan Gamper ante los Pumas de UNAM. Robert Lewandowski tuvo varias situaciones de peligro para estrenarse en la red con el Barcelona, pero no pudo hacerlo debido a un motivo que no lo deja dormir tranquilo.

Lewandowski sigue con la pólvora mojada con la camiseta del Barcelona

Robert Lewandowski se refierió a la goleada 8 a 2 del Bayer al Barcelona e hizo reír a los fanáticos del elenco Culé.
La malaria que persigue al polaco no le permite desahogarse.

Un par de remates que forzaron las buenas respuestas de Carlos Coronel y una acción clarísima con el arco de frente en donde pudo haber liquidado el pleito, pero una rápida recuperación de un defensor lo impidió, fueron las ocasiones más claras para la estrella de Polonia. Sin embargo, el primer grito en su nuevo club se hace esperar.

¿Será que la camiseta número 12 no lo encuentra feliz? ¿Cuestión de suerte? ¿Falta de puntería? Por ahora, el goleador no apareció…

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *